Buenas tardes Anays

“23/02/2014 16:17 Buenas tardes Anays… Sigo tus proyectos desde que publicaste el post de Aimee Diaz, hermana de una amiga de la Universidad, y desde entonces no me pierdo tu obra… De veras te felicito, es bellísimo lo que haces con la cámara, la palabra y los sentidos! Captas la esencia del ser de una manera que si no fuera real, te diría que es mágica.
Lo terapéutico de tu obra es uno de sus valores. Entre tantas malas noticias en TV, en la vida diaria e incluso en Facebook, cuando uno se sumerge en tu arte es como si la memoria mutara hacia un estado superior… O tal vez lo hace el corazón, como define esta frase tuya que conservo: “La libertad no es la ausencia de una tiranía política, ni tiene nada que ver con el estado civil, ni con la independencia económica. La libertad es un estado más profundo del pensamiento, un par de alas en el corazón”.
¡Tiene un mérito inmenso tu obra! ¡Gracias por embellecer la vida de tod@s con tu arte!
Ten un lindo domingo y mucho éxito!!!”

Isabel Ochoa sobre Mujeres sin hacer.

Agradecida…

“Agradecida estoy yo de “tenerte” en mi vida Anays Blanco. Agradecida de Ser una de tus “Mujeres sin hacer” llenas de vida en cada marca de nuestra piel, en cada arruga hay una o mil vivencias, en la forma del vientre que indica que tenemos útero y que hemos parido… o no, pero somos Dadoras de Vida. Agradecida estoy de haber pasado una linda mañana contigo entre risas y confesiones. Gracias por hacer fácil lo difícil, mi Fotógrafa Mágica… el día que cojas papel y pluma… el mundo entero se rendirá a tus pies. Te quiero y te siento Lindo Ser. Gracias por permitirme formar parte de tu lindo proyecto! Vamos a permitirnos Ser Felices!”

Elena Neff comenta sobre su sesión para Mujeres sin hacer.

Huffington Post II

DSC_4330

Diana Montaño escribió:

“Me parece fantástico el proyecto de Anays, que aporta mucho a la autoestima de una mujer. Visiten su página en Facebook Anays Blanco Fotografía y verán a muchas mujeres mayores de 40 muy sexis luciendo lo mejor que tienen: la seguridad en sí mismas.”

Artículo de la prestigiosa periodista Diana Montaño sobre el Proyecto Mujeres sin Hacer.

Huffington Post I

DSC_4295_bn+

Diana Montaño escribió:

“Muchas de las historias que realizo como reportera de un programa noticioso llegan a mi a través de Facebook y así encontré a Anays Blanco, una fotógrafa que está trabajando en un proyecto llamado “Mujeres sin hacer” dedicado a las mujeres que pasan de los 40, que no tienen ninguna cirugía en el cuerpo y que se atreven a posar en ropa íntima para su lente.”

Artículo de la prestigiosa periodista Diana Montaño para el Huffington Post, sobre Mujeres sin hacer.

Temas de Mujer

Las diez de la mañana y ya regresando de una entrevista, ha empezado pronto y bien este viernes! He estado con Vilma Petrash, en su programa Temas de Mujer, del canal 17, WLRN. Ha sido una conversación serena e inteligente, con una mujer serena e inteligente, o sea, un lujo! Hemos hablado sobre mi proyecto “Mujeres sin hacer”, y sobre varias de sus aristas, porque este proyecto no es únicamente fotográfico, es alumbrar un rincón del alma femenina que la sociedad no nos deja ver, es un ejercicio de liberación, una botella al mar.

Mujeres sin hacer, Elena

DSC_9978_

Elena tiene una llave maestra que te abre la puerta hacia ti mismo. La tiene en su voz, queda y grave, en sus ojos cerrados, en sus asanas. Ella es el origen de esa frase mía… “Vamos a permitirnos ser felices”. Permítete ser, solía susurrar en sus clases de yoga, que tanto echo de menos…

 

Mujeres sin hacer, Liovis

DSC_8525

“¿Cómo surgió “Mujeres sin hacer”? ¿Cuándo se te ocurrió iniciar el proyecto? ¿De dónde salió la idea?”

Son las preguntas que con más frecuencia me hacen últimamente. Y creo que ya olvidé la primera respuesta que di. Nunca he sido buena para aprender discursos, pero más que por eso, olvidé la respuesta porque siempre que me preguntan tengo una nueva razón que complementa a las anteriores.

Diría que mi proyecto nació de observar el mundo atentamente y comprobar que las mujeres estamos muy descontentas con nosotras mismas…